viernes, septiembre 22, 2006

Consejos para degustar un vino. Parte I

No soy un conocedor de vinos, pero cuando recibí la invitación para integrar Blogs&Wines no me pude negar, debido a que me motiva el hecho de poder apreciar y degustar un buen vino. Es por eso que, como buen principiante, me di a la tarea de interiorisarme en el tema y nada mejor que compartir lo que he aprendido.
En esta primera parte comenzaremos con el procedimiento de destape de la botella o también conocido como descorche, ya sea de un blanco, tinto o rosé, los aspectos más finos y profundos de estos vinos se lo dejo a los demás contributors, ellos son más conocedores del tema. Yo me enfocaré a explicar a principiantes como yo, algunas técnicas para destapar vinos.



En primer lugar debemos preocuparnos que nuestra botella no sea agitada bruscamente, para evitar que cualquier sedimento que se encuentre en el fondo de ésta enturbie nuestro vino. Luego, manteniendo el mismo criterio de la no-agitación, procedemos a cortar el extremo superior para dejar a la vista el corcho en el cual introduciremos el sacacorchos que más nos acomode. Existen de diversos tipos y algunos mejores que otros, pero depende de cual acomode a la persona que va a destapar la botella, de cual se utilizará. En esta parte debemos tener especial cuidado de no dejar caer en el vino restos de corcho. Comenzamos a tirar lentamente y una vez que se encuentre casi afuera, realizamos movimientos circulares para que el aire ingrese por los costados del corcho y éste salga emitiendo el menor ruido. Podemos oler el corcho para saber frente a que vino estamos, pero eso queda para gente más experimentada. Al menos, podemos hacer el intento y ver si nos agrada el aroma.

El siguiente paso consiste en limpiar la boca de la botella con un paño o servilleta para eliminar restos de corcho que puediesen haber quedado. También es común utilizar una copa auxiliar en donde serviremos una pequeña cantidad de vino para eliminar restos que pudiesen haber caído sobre éste.

Finalmente, tenemos nuestra botella lista para servir. Un dato que no podemos olvidar mencionar es que el vino siempre debe ser servido en copas y llenando hasta un tercio de ésta. Bueno, al menos es lo que se usa habitualmente, pero existen ocasiones en que se puede servir más, dependiendo del grado de confianza que exista con los demás invitados. Otro consejo importante es que debemos siempre tomar la copa por el pie y no abrazándola, puesto que la temperatura de nuestras manos afectaría la temperatura que posee el vino.

Ahora podemos comenzar a practicar estos pequeños consejos. Pronto compartiré con ustedes la manera de degustar un vino. Estén atentos!

0 Commentarios:

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un vínculo

<< Home